parallax background

El presagio del desastre: poesía patriótica culta y poesía popular palestina durante el Mandato Británico en Palestina

El PEAPI: Acompañar desde América Latina
octubre 18, 2017
Cuando se abre la puerta del sol (sobre exilio, lengua y traducción)
octubre 18, 2017

Descargar PDF
Por Victoria Khraiche[1]

Resumen:

Durante la era del Mandato Británico en Palestina, se asistió al florecimiento de una poesía de corte nacionalista, que se desarrolló tanto en los círculos intelectuales como en los populares.  El poeta culto, empujado por su compromiso y consciente de su rol político, comenzó a cultivar una poesía crítica tanto con la potencia ocupante como con la clase dirigente local, guardando un tono de discurso orientado a la movilización social, tal y como hacía la poesía popular; el poeta popular, por lo general también guerrillero, además, dio testimonio directo del desarrollo de la contienda y del sentir de los partisanos. Este breve trabajo quiere poner de relieve el valor documental de las producciones poéticas, cultas y populares, de la época, ofreciendo algunos de sus destacados ejemplos.

Palabras clave: Literatura palestina, poesía palestina, Mandato británico en Palestina, Nakba.

 

Abstract:

During the era of the British Mandate in Palestine, there was the flourishing of nationalist poetry, which developed in both intellectual and popular circles. The cultivated poet, pushed by his commitment and conscious of his political role, began to cultivate a critical poetry with the occupying power and the local ruling class, keeping a tone of discourse oriented to social mobilization, as popular and traditional poetry used to have. The popular poet, usually a fighter, also gave direct evidence of the development of the struggle and the feeling of the partisans. This brief work wants to highlight the documentary value of the Palestinian poetic production of the time, popular or cultivated, offering some of its outstanding examples.

Keywords: Palestinian Literature, Palestinian Poetry, British Mandate in Palestine, Nakb

 

Al referirnos a las producciones poéticas palestinas más representativas de la era del Mandato, podemos establecer una clasificación que obedezca por un lado a criterios relacionados con la actitud y temática de los poemas; y por otro, a la situación social de los autores y del público al que se dirigían. En ocasiones los límites son difusos, pero en líneas generalespodríamos hablar de:una poesía culta patriótica, por lo general política, y una poesía popular de combate, muchas veces con función testimonial. La poesía popular de combate de actitud desafiante alcanzó su cénit, como es lógico, en el momento de la lucha, especialmente durante la Revuelta popular de 1936-1939. En los enfrentamientos de 1947 y 1948, además, esta poesía popular no solo será combativa, sino que serviría también en gran medida para documentar y denunciar las masacres y la derrota, es decir, para testimoniar la contienda. En cuento a la vertiente culta de la poesía patriótica, esta produjo poemas políticos desde la Declaración de Balfour en 1917, y a partir del fin de la Segunda Guerra Mundial se centró mayormente en la denuncia de las alianzas entre la Potencia británica y los judíos sionistas, así como también en las resoluciones de la ONU.

En estas páginas, daremos breve cuenta de esa primera poesía socialmente crítica, tanto culta como popular, quedesde finales de la I Guerra Mundial, y con angustiosa clarividencia, se encargó de presagiar el desastre que no tardaría más de dos décadas en consumarse con la autoproclamación del Estado de Israel en Palestina en mayo de 1948. Estos tipos de poesía,bien popular o bien popularista, surgieron y se desarrollaron en el marco de un renacer literario, algo tardío si se tienen en cuenta las naciones árabes vecinas, que coincidió con el florecimiento  del nacionalismo palestino.

Concretamente en el terreno de la poesía, las primeras aspiraciones nacionalistas, al menos referidas a un nacionalismo árabe, aparecen en el seno de la sociedad árabe de Palestina ya durante el periodo otomano, como también ocurrió en otras naciones árabes. Sin embargo, la autoridad otomana no fue realmente percibida como extranjera hasta que los nuevos reformistas manifestaran claramente sus intenciones laicas y secularizadoras tras la revolución de los Jóvenes Turcos; o al menos no lo manifestaba la intelectualidad palestina oficial, porque cabe señalar, y esto merece un mayor número de estudios especializados, que la percepción de la autoridad turca como intrusa y extranjera sí será sugerida por algunas composiciones populares tradicionales satirizantes (زياد، ١٩٧٤).

El momento en el que se hace pública la Declaración de Balfour (noviembre de 1917) supone un punto de inflexión en todas las manifestaciones culturales palestinas de la época. En un principio, los británicos habían sido percibidos incluso como libertadores por algunos intelectuales palestinos: lo cual les había llevado a celebrar en sus poemas la entrada del ejército extranjero. Las esperanzas anteriormente depositadas en la Potencia británica hicieron que el desconcierto fuera el sentimiento imperante entre los poetas palestinos inmediatamente después de conocerse las intenciones británicas para con el Proyecto sionista.

Iskandar Juri escribió estos aparentemente ingenuos versos en su poema «Sobre la Declaración de Balfour», queriendo creer que la misma no era más que una treta de los británicos para tranquilizar a los sionistas, pero demostrando ya cierto tono de reproche:

Con una promesa que no promete, engatusaron a los judíos,

igual que la madre con una nana, engatusa a su niño

[…]

Si no os apreciásemos, no habríais cruzado la frontera;

ni entrado con indios e ingleses jamás a nuestra tierra.

(السوافيري، ‍١٩٧٩: ۹٥)

Sin embargo, del desconcierto se pasó rápidamente a la alarma y pronto varios autores dieron rienda a un nacionalismo árabe palestino militante, cultivando una poesía política importantísima, no solo por su mayor o menor calidad formal, sino también por su inherente valor documental. Isaf al-Nashashibi, Jalil al-Sakakini, Ibrahim al-Dabbag, Burhán al Abbushi, Muhammad Jurshid, Qaysar al-Juri y el padre George Bitar y Bulos Shihada, entre otros, habían dejado ver a través de sus poemas esa tendencia nacionalista y habían abierto el camino a aquéllos poetas más determinados en su denuncia (ياغي، ١٩٧١: ٢٥٢ ). Estos últimos pueden ser considerados los verdaderos impulsores del nuevo hacer en la poesía de la época. Sus versos fueron inclinándose hacia un realismo militante, que otorgó una mayor importancia al contenido y obligó a llevar a cabo una paulatina renovación de las formas, hastaentonces encorsetadas en un estilo neoclásico, que por otra parte iniciaba su ocaso en otras regiones árabes de efervescencia literaria como Líbano, Siria, Iraq y Egipto.

Cuatro son los poetas nacionalistas más representativos de esta época: Wadi al-Bustani (1886-1954), Ibrahim Tuqan (1905-1941) Abd al-Rahim Mahmud (1913-1948) y Abd al-Karim al Karmi, más conocido por Abu Salma (1907- 1980). En sus poemas denunciaron principalmente la inmigración masiva de judíos, la venta de tierras a estos por parte de latifundistas palestinos, la incompetencia de los líderes locales y la política de doble rasero británica.

Wadi al-Bustani, de origen libanés y graduado en la Universidad Americana de Beirut, fue el primero en alertar sobre los peligros reales de la Declaración de Balfour. En 1920 la revista al-Karmilpublicó uno de sus más famosos poemas políticos, que escribió como respuesta a aquel que el célebre poeta iraquí al Maruf al-Rusafile había dedicado al Alto Comisionado y que desde el Gobierno se había pedido a la revista publicar. En su poema, al-Rusafipanegirizaba al Alto Comisionado y a un portavoz judío llamado Yahuda. La importanciadel poema de al-Bustani estriba en su valor histórico y documental. En él, no solo se menciona el problema de la inmigración masiva de judíos, haciendo hincapié en la diferenciación entre judíos orientales y sionistas europeos, sino también el papel de Gran Bretaña en la división entre árabes y las implicaciones de la Declaración de Balfour:

¿Un discurso de Yahuda o un juego de magia?

¿La palabra de al-Rusafi o poéticas falacias?

[…]

Tus poemas son perlas del tesoro de la palabra

y en el mar de la poesía, tú eres el mejor navegante,

pero este mar es el de la política:

sale a flote la justicia y entonces la marea baja.

¡Sí, aquel que cruzó el río Jordán era nuestro primo!

¡Pero aquellos que atraviesan el mar ahora generan desconfianza!

(ياغي،١٩٨٣ :۲۲ ـ ۲۳)

Mucho menos ingenuo que lo que Iskandaral-Juri había sido y más decidido en su denuncia de la traición británica fue Ibrahim Tuqan, como puede observarse a través del poema «Vosotros, los poderosos» (« أيها الأقوياء»):

Fuimos testigos de vuestra promesa (en pos de la justicia)

y acuñamos vuestros ejércitos con el sello de la valentía;

supimos que erais fieles amigos:

¿cómo olvidar el Mandato y la ocupación?

Sin embargo, se ha hecho largo para ambos.

Deseáis la retirada: entonces, partid.

¿O queréis nuestra desaparición y aniquilamiento?

(أبو شاور، ٢٠٠٣: ١٠٦ـ١٠٧)

Y aún menos lo serán siempre los poetas populares, ejemplo de ello son los siguientes versos anónimos, compuestos en variedad dialectal:

¡Gentes! Reuníos en torno a vuestros jefes

ypreparad los caballos

¡Qué desgracia, ay, pueblo nuestro,

que nos gobierne Samuel!

¡Gentes! Reuníos en torno a vuestros jefes,

¡todos armados!

¡Qué vergüenza, ay, pueblo nuestro,

que nos gobiernen judíos como él!

محمود، د.ت.: ٥)

Pero los británicos no serán el único blanco de las denuncias de estos poetas. Líderes religiosos y políticos, terratenientes, intermediarios y especuladores palestinos y árabes en general serán duramente criticados asimismo. Son conocidos los poemas de al-Bustani que reprenden a los muftíes de Jerusalén y Yafa: al primero, por haber asistido en 1918 al acto oficial que festejaba el comienzo de las obras de construcción de la Universidad Hebrea y en esa misma celebración poner junto con el obispo una piedra simbólica (ياغي، ١٩٨٣: ٢٠); al segundo, al muftí de Yafa, por haber participado en la inauguración de una fábrica de vinos judía y lanzar una cesta de uvas a la prensa. Ambos poemas son muy sarcásticos, especialmente el último:

¡Ay, muftí  nuestro, que prensas uva con los judíos

y nos conduces por el camino de la embriaguez!

Renegaste de la religión del Profeta:

hoy la exprimes y mañana la catarás.

(ياغي، ١٩٨٣: ٢١)

La incompetencia de los líderes también será un tema recurrente. De Ibrahim Tuqan es el famoso y sarcástico «Vosotros», traducido por el profesor Pedro Martínez Montávez:

Vosotros, los devotos patriotas.

Vosotros, los que cargáis con la ‘cuestión’.

Vosotros, los que obráis sin hablar…

¡Bendiga Dios vuestros potentes brazos!

¡Cuántas ‘declaraciones’ vuestras valen por un ejército

Potente, con sus pertrechos bélicos a rastras!

¡Cuántos ‘congresos’ vuestros nos devuelven

Un glorioso pasado de conquistas omeyas!

Con floridas fiestas que se vienen,

Al final del país está a la puerta.

Reconocemos —sí— vuestros ‘favores’,

Pero un deseo en el alma aún nos late:

¡Ya que nos queda un trozo de país,

Sentaos, no sea que vuele, como el resto!

(Martínez Montávez, 1980: 100-101)

 

Este mismo poeta conjugará los reproches a los líderes políticos por su ineficacia con el temor a la inmigración masiva judía y las aspiraciones nacionales de la comunidad extranjera en el famoso poema «Mil» («ألف »):

Hay un número negro que no es trece,

Pero que le supera en fechorías:

Es el número mil. Nunca se ha golpeado

Con tanta y tanta saña a Palestina.

Hay un millar que emigra… Otros mil que se escapan…

Y mil turistas que entran, sin retorno.

Hay mil salvoconductos, y también mil maneras

De aliviarles todos los obstáculos.

Y en el mar hay millares… Parece que sus olas

están todas cargadas de navíos.

¡Ay, hijos de mi pueblo!

¿Tal vez después del sueño se despierta?

¿En esta densa sombra habrá algún rayo?

¡Por Dios, que no lo sé!… Y así, desesperado,

¿Clamaré por Amin o invoco a Rágib?

(Martínez Montávez, 1980: 98-99)

Los siguientes versos del poeta popular Mahmud Zaqut (1916-), compuestos en variedad dialectal, vienen a expresar los mismos reproches que emiten los anteriores de Ibrahim Tuqan: la falta de unidad política, la venta de tierras y la inmigración judía masiva y descontrolada. Nótese el acento del poeta en la unidad del pueblo árabe y la similitud temática con los versos del poema «Vosotros» de Tuqan:

Tu enemigo, árabe, es astuto y trampeando el más sagaz;

y está apostando duro por echarte hasta de tu despensa.

Si está de buen humor, le gusta reírse a tu costa.

Cuídate bien de su oferta, aunque pague cien por cuarta.

Más te vale mercadear con el honor de la casa,

que venderle tu tierra.

Tu enemigo quiere echarte trazando un plan diabólico

y tus jóvenes, atontados, en reunir monedas se concentran.

¿Y mañana? ¿Qué podremos decirles a los mártires de la causa?

Mejor olvida que existía una nación, con ciudades y soberanía.

¡Por Dios que es nuestra desgracia el apego de alguno a su silla!

Mira que hoy cada uno barre solo para su casa

y el pobre pueblo perdido

es poeta de penas incrustadas.

Los unos se decían a los otros:

¡queremos la unidad del pueblo árabe!

El peligro está en la puerta, ¡mantened la calma!

¡Por Dios, representantes de los partidos,

dejad a un lado las diferencias personales!

El pueblo lo está pidiendo, y vuestro juramento exige al-Aqsa

¡Que vuestra palabra sea unánime!

¡Obremos de buena fe, todos unidos![1]

محمود، د.ت.: ٩))

Este tipo de poesía política y punzante se va amargando a lo largo de la década de los años veinte y cargando de agitación revolucionaria en los poetas que llenarán la escena poética culta de la década de los años treinta, quienes, junto con los poetas populares, desempeñarán una importante labor en la difusión de la alarma y espíritu revolucionario, necesarios para encender la mecha de los Revuelta popular del 1936, que durará hasta 1939.

Abd al-Rahim Mahmud, paradigma de poeta de la resistencia, guerrillero y mártir en su plena juventud, escribe los siguientes versos en su poema «La llamada de la nación»:

La patria degollada nos imploró que lucháramos

y mi corazón creció enardecido;

gané una carrera a los vientos

y no me jacté de tal cometido.

¿Acaso no era mi deber rescatar a mi país?

Porté mi corazón y mi alma en cada mano;

no cargué mas que con mi munición;

y le pregunte al que teme a la muerte:

¿acaso no te atreves a desafiar a tu enemigo?

¿Permaneces sentado cuando tu gente pide ayuda?

¿Evitas enfrentarte con tu enemigo?

Si es así, corre a esconderte en el seno de tu madre

y avergüénzate de tu indecisión.

Porque la nación necesita defensores resueltos

que se enfrenten a cualquier enemigo y a la destrucción;

queante la adversidad no se quejen, héroes de guerra;

que se les vea en la lucha enfurecidos como leones,

dispuestos a acudir cuando les llama la nación.

(محمود، ۱۹۸۸ :٤٤ـ ٤٥)

Y Abu Salma, poeta abiertamente progresista, que concilió clasicismo y romanticismo, y cuya poesía se cimentó en el compromiso social y la musicalidad, se dirige al pueblo así:

¡Ay, sagrado pueblo!

Dime cómo puedo apaciguarte.

Corre a borbotones el agua dulce

y tú caminas sediento.

A ti, que mereces la inmortalidad,

te traen una mortaja.

Destrozas tu horrible yugo

y te lo vuelven a colgar,

queriéndote hacer pensar

que además es un collar.

(أبو شاور، ٢٠٠٣: ١٢٩)

Asemejándose de esta manera su poesía a la de los poetas populares anónimos, que componen versos como los siguientes:

¡Oh, pueblo árabe, alza tus banderas!

Por encima de las tierras árabes, aquí y allá.

¡Que el estandarte de la Cristiandad se una al del Islam!

Para proteger a las naciones árabes de las extranjeras.

(محمود، ۱۹۸۸ :٧)

En conclusión, a partir de la Declaración de Balfouren 1917 el poeta culto adquirió un rol notable entre las masas, de ahí que en ocasiones los poemas se asemejaran a una especie de discurso político poetizado. Con el exilio temprano de la clase intelectual y la necesidad de movilización para la lucha, el pueblo se fue convirtiendo en el principal receptor de los poemas. Podemos hablar,entonces, de un comienzo de popularización de la poesía culta en Palestina, sin embargo, debido al contexto social en el que se desarrolló esta antecesora de la poesía palestina comprometida contemporánea, con patrones de movilidad social aún muy rígidos, este proceso de popularización no fueaún tan marcado, ni mucho menos, como el que se inició en la poesía de la resistencia palestina de los años sesenta. En cualquier caso, el valor de la poesía palestina de la era del Mandato es innegable, no solo porque marca los albores de la poesía de la resistencia palestina, sino porque alberga el potente discurso histórico del bando de la contienda que sufrió, y sigue sufriendo, un certero bloqueo cultural que aspira a silenciarlo y representarlo como un pueblo carente de pasado político y cultural, surgido de la nada y tan solo como reacción ante el otro: todo lo contrario a lo que expresa su poesía, ya sea culta o popular.

 

أبو شاور، سعدي(٢٠٠٣)تطوّرات الإتجاه الوطني في الشعر الفلسطيني المعاصر

[Tendencias del movimiento nacionalista en la poesía palestina contemporánea]

(بيروت: المؤسسة العربيّة للدراسات والنشر)

زياد، توفيق  (١٩٧٤) صور من الأدب الشعبي الفلسطيني

[Ejemplos de literatura popular palestina]

(بيروت: المؤسسة العربية للدراسات والنشر)

 

السوافيري، كامل (١٩٧٩)الأدب العربي في فلسطين من سنة ١٨٦٠ـ١٩٦٠

[Literatura árabe en Palestina 1860-1960]

( القاهرة: دار المعارف)

 

محمود،  حسني (د.ت. )  شعر المقاومة الفلسطينية. دوره وواقعه، الجزء٤: شعر العامية الفلسطينية المقاوم

[Poesía de la resistencia palestina. Su realidad y su función. Vol.4:Poesía popular palestina de resistencia]

(مكتبة الادب والثقافة الفلسطينية سلسلة الدراسات؛ الزرقاء ـ عمّان: الوكالة العربية للنشر والتوزيع)

محمود، عبد الرحيم (۱۹۸۸)الأعمال الكاملة[Obras completas] (دمشق: دار الجليل للطباعة والنشر والتوزيع)

ياغي، عبد الرحمن(١٩٨٣)  في الأدب الفلسطيني الحديث.قبل النكبة وبعدها

[Sobre literatura palestina moderna anterior y posterior a la Nakba]

(الكويت: شركة الكاظمة للنشر والتوزيع والترجمة)

ياغي، عبد الرحمن ( د. ت.؛ط.٢، ۱۹۸۱)حياة الأدب الفلسطيني الحديث. من أول النهضة حتى النكبة

[Desarrollo de la literatura palestina moderna. Desde los inicios de la Nahda hasta la Nakba](بيروت: دار الآفاق الجديدة)

 

Martínez Montávez, Pedro 1980El poema es Filistin(Madrid: Molinos de Agua)

[1] Doctora en Estudios Semíticos por la Universidad Complutense de Madrid. Profesora asociada en la Universidad de Valladolid.

[1] En: حسني محمود، شعر المقاومة… ، الجزء ٤، ص. ٩